Buscar
x Cerrar
Entretenimiento Guía Playboy Chicas Galerias Sexo y Erotismo Playboy se lee
x
PUBLICIDAD

Estragos nucleares o la historia oculta de Godzilla

Godillza-historia-1954
PUBLICIDAD

Con más de 30 películas en su haber, sin duda se trata del monstruo más influyente de la historia. Godzilla encarna la destrucción, un terrible ser acuático que sale de las profundidades del mar para destruir por completo una ciudad. La idea del personaje nació a raíz de una devastación similar, pero en aquella ocasión el peligro llegó desde el cielo.

El oscuro origen

Era la mañana del 6 de agosto de 1945, los habitantes de Hiroshima siempre se levantaban con cierta preocupación, pero tenían fe en su futuro. Las tropas occidentales de los americanos habían demostrado batalla tras batalla que tenían una fuerza mayor, pero jamás se debía dudar del liderazgo del “Soberano celestial”, que los había guiado por más de cuatrocientos años y lo seguiría haciendo. Eran las ocho de la mañana, los obreros salían de sus hogares para continuar la producción de las armas que defenderían al imperio, mientras que los campesinos ya se encontraban cosechando los alimentos que mantendrían el ánimo de sus compatriotas.

Únicamente vieron la sombra de la aeronave, las alarmas se activaron, pero pocos les prestaron atención, cuando un pueblo está en guerra este sonido es tan común como el canto de los pájaros o el motor de los autos. Un segundo después, la historia cambió por completo, “Little Boy” supuestamente caería sobre el puente Aioi, pero debido a los vientos detonó sobre la Clínica quirúrgica de Shima. La bola de fuego alcanzó más de un millón de grados centígrados y comenzó a provocar incendios que fueron demasiados para ser contados.

La mayoría de las estructuras de Hiroshima estaban edificadas con madera y pisos de teja, razón por la cual tan sólo se mantuvo de pie el 30 % de los edificios. Poco tiempo después llegó la lluvia, un extraño color negro cubrió las calles de la ciudad y reveló las terribles pérdidas humanas: 70 mil cuerpos.

Nueve años después de los terribles hechos se publicó Godzilla, una película dirigida por Ishiro Honda. El japonés es Gojira (no confundir con la excelente banda francesa), que es la combinación entre dos palabras, gorira y kujira; que significan gorila y ballena, animales que según su autor representan perfectamente el origen y poder del terrible monstruo.

La sangre de Gojira

En la primera entrega, el terrible monstruo es despertado de su hábitat subterráneo por una bomba de hidrógeno, que fue probada en el océano. Con aliento atómico se encarga de destruir partes de Tokio, las personas que no mueren en las garras de Gojira perecen eventualmente por la radiación envenenada.

Las conexiones con las bombas atómicas son claras, Tomoyuki Tanaka, productor de la cinta dijo en su tiempo que: “el principal tema de la cinta, desde el principio, fue el terror de la bomba. La humanidad la creó y ahora la naturaleza se vengaría”. Ishiro Honda agregó que: “Si Godzilla hubiera sido un dinosaurio u otro animal hubiera sido eliminado con una bala: pero si era igual a una bomba atómica no sabríamos qué hacer. Por lo que tomé las características de la bomba atómica y las apliqué a Godzilla”.

Más que una bomba

En la época, Estados Unidos realizaba pruebas con la bomba de hidrógeno que había despertado al monstruo en la cinta. Bajo esa realidad Gojira se convierte en una víctima de la experimentación con armas nucleares, al igual que el pueblo japonés sufrió una de las peores catástrofes de la humanidad.

La popularidad de la cinta dio origen a una de las franquicias más exitosas de la historia. Lo que creó una mitología alrededor del personaje, con el tiempo comienza a mostrar su aprecio por la humanidad, un mal menor entre el mar de monstruos que constantemente amenazaban a Tokio, e incluso se convierte un héroe en Son of Godzilla.

El giro del monstruo más temido de Japón claramente fue un esfuerzo por parte del estudio para explotar a una exitosa franquicia. A pesar de ser una decisión basada en el triunfo de las películas, el giro de Godzilla coincide con la ambigüedad que significa la energía atómica. Se trata de una de las formas más limpias de generar energía eléctrica y por muchos es vista como el futuro del planeta; así como el monstruo, es ambigua: puede ayudar a la humanidad gracias a su gran poder, pero un evento catastrófico puede acabar con todos los beneficios, como en la Central nuclear Fukushima.

Igual que la energía nuclear, la sombra de Godzilla nos seguirá aterrorizando, al mismo tiempo que temporalmente nos salva de nuestros pecados.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sigue leyendo
La magia de Ezra Miller
Leer más
miedo-colectivo-proyecto-de-la-Bruja-de-Blair
Marcianos, brujas y linchamientos; los horrores del miedo colectivo
Leer más
Vagina-dentada-bordado
La peor historia de terror: la vagina dentada
Leer más