Buscar
x Cerrar
Entretenimiento Guía Playboy Chicas Galerias Sexo y Erotismo Playboy se lee
x
PUBLICIDAD

Sexo hasta la muerte y para conocerse: las prácticas sexuales de los animales

Chris Maher
PUBLICIDAD

En Grecia, el 87 % de las personas tiene relaciones sexuales por lo menos una vez al mes, número que lo coloca entre los mejores del mundo; mientras que Lisa Sparxxx tiene el récord con 919 encuentros consecutivos. La frecuencia con la que tenemos sexo puede variar notablemente, pero en el reino animal las cifras e historias son en ocasiones sumamente extrañas y dignas de contarse.

Celibato involuntario

Los pandas nos recuerdan a una persona sin el más mínimo interés en el sexo, las hembras y los machos únicamente tienen un ciclo reproductor al año, que difícilmente coinciden. De coincidir, muchos no saben la forma en que se reproducen y se les tiene que guiar, razón por la cual existe el porno para pandas.

 

 

Tristemente, en muchas parejas el único encuentro sexual del año es para celebrar el aniversario. Similar a estos tristes casos, los lobos también copulan una vez al año, pero en su caso, el número bajo se debe al peligro que significa quedarse “pegados” por hora y media.

¿Calidad o cantidad?

¿Lo hacen varias veces al día o tienen diez hijos? Entonces lo hacen “como conejos”. Su fama no es coincidencia, están listos para reproducirse a los tres meses de nacidos y su periodo de gestación es de 30 días; por si fuera poco, no tienen ciclos menstruales y siempre son fértiles. Su gran capacidad de tener crías no se refleja en la frecuencia, ya que únicamente pueden hacerlo hasta tres veces al día.

En este mismo reino se encuentran los leones, quienes tienen una ventana de fertilidad muy corta, pero cuando la tienen, pueden llegar hasta a 100 encuentros en un día en un periodo de una semana y con diferentes parejas, ¿podrías replicar estos números en siete días?

PUBLICIDAD

 

 

Por otro lado, es bien sabido que los delfines son de las pocas especies que tienen sexo por placer. Al tener estas características, tienen múltiples parejas e inclusive orgías; sus números son increíbles: el 30 % del tiempo de su vida lo pasan en estas actividades. Aunque no todo es perfecto, en promedio los encuentros duran entre 8 y 15 segundos; la precocidad nunca es buena.

El paraíso sexual

Para muchos es un sueño morir realizando lo que aman, y el ratón marsupial de Macleay lo cumple. Cuando llega por primera vez a la edad de reproducción, copula con la mayor cantidad posible de hembras, lo único que importa es el sexo, y comer o dormir es una pérdida de tiempo. Al terminar su impresionante temporada el constante estrés y cansancio cobra la vida del satisfecho roedor; el diagnóstico del doctor: muerte por exceso de sexo.

El premio mayor se lo lleva el Bonobo, o chimpancé pigmeo, quien probablemente forma parte del mejor grupo del mundo. Para ellos, el sexo es igual a nuestro saludo de mano o conversación mañanera, constantemente están en encuentros sexuales para resolver problemas o conocer a un nuevo integrante. Además de ser, junto con el humano, de las pocas especies que tienen sexo cara a cara, también practican orgías, sexo oral, besos e inclusive utilizan estos encuentros como forma de control; nada distantes a nosotros.

 

 

¿A qué especie se parece tu vida sexual? ¿Cuál te gustaría que fuera la tuya?

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sigue leyendo
A PACO SE LE ROMPIÓ EL CORAZÓN
Leer más
EL BÚHO NO HA MUERTO: ¿QUÉ VIENE DESPUÉS DE MORIR?
Leer más
Motocicletas
MUERE LA SENSUAL “REINA DE LAS MOTOCICLETAS” EN TRÁGICO ACCIDENTE
Leer más