Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Entre líneas: Los casi famosos

Por: LIZBETH SERRANO GÓMORA 07 May 2024
Hoy en día, hacer periodismo musical es amor al arte. La inexistencia de un pago monetario se ha normalizado, ofreciendo a cambio una “exposición” mediática que, si bien te va, te dará un mínimo de prestigio en el largo plazo.
Entre líneas: Los casi famosos

A finales de septiembre de 2020 estaba en un hoyo, uno profundo. El trabajo que tenía en aquel entonces era insoportable, pero había que aguantar vara, pues no podía darme el lujo de renunciar (como le llaman), teniendo frente a mí un desfile interminable de despidos masivos y liquidaciones miserables que los patrones justificaban con una pandemia y confinamiento que, igualmente, deterioraba aún más mi estado de ánimo.

Debía buscar algo que me entretuviera y que, de algún modo, alivianara mi hartazgo y diera un poco de aire a mi cabeza. “Taller de periodismo musical impartido por Arturo Flores”, decía el post en Twitter. Y aunque soy una comunicóloga que se la pasa escuchando música casi todo el día, antes de leer esa publicación no me había pasado por la mente practicar ese tipo de periodismo.

A ver qué sale, me dije, y en corto me inscribí. Durante un mes, cada noche de jueves acudí puntualmente a la cita vía zoom, quedando enganchada desde la primera sesión y con una nueva visión sobre el ejercicio periodístico, uno que debe ser riguroso, pero al mismo tiempo emotivo, pues al tratarse de música es imposible no añadir emociones en lo que escribimos.

Este video te puede interesar

Ese primer acercamiento al periodismo musical encendió un interruptor que hasta ahora sigue prendido gracias a esa necedad, si lo quieren ver así, de hablar sobre la música y lo que me hace sentir. En ningún momento he buscado adoctrinar a ningún lector ni a imponer nada, pero sí exhibir las sensaciones que me genera un disco, un con- cierto, una entrevista con un músico o algún caso digno de ser analizado y debatido que se suscita en una industria cambiante. Es por eso que mi texto incluido en el libro “Los Casi Famosos”, publicado por el sello editorial Emergencia, lo único que persigue es reflejar lo que para mí re- presenta un disco y banda en particular, conservando aquellos elementos esencia- les propios del oficio periodístico.

Fue el mismo editor de Playboy México y Open quien se dio a la tarea de convocar a un grupo de aferrados y apasionados de la música que hemos sido parte de su taller de periodismo musical, impartido por más de una década en distintos espacios. Los que respondimos al llamado cumplimos un sueño: ver nuestro nombre impreso en un libro, pues en tiempos donde abundan los contenidos mal escritos y hechos al vapor, optimizados a nivel SEO para rankear lo mejor posible en Google y generar tráfico a lo bestia, leer un texto en una hoja de papel es un logro.

Son 21 plumas las que aparecen en esta antología, mujeres en su mayoría, que pertenecientes a distintas generaciones, con gustos musicales diversos y sin buscar la fama, comparten el amor hacia la música y el interés porque otros la disfruten. Entrevistas a músicos difuntos como Jim Morrison, a intérpretes que celebran la muerte como lo hace Lila Downs, o a un Natanael Cano que mide su éxito en views, pasando por la crónica del concierto de Pako Eskorbuto en un agujero de Tlalnepantla, al igual que el ritual oscuro ofrecido por los portugueses

de Moonspell en el Circo Volador, y un par de reseñas de discos que van del rap creado por Ghosteman y el pop de Siddhartha, al groove metal de Pantera, son el tipo de textos que yacen en este primer volumen, pues el buen Arturo cruza los dedos porque se publiquen más.

Cada texto está escrito con el corazón. Hay detalles que rebasan las obviedades que resultan justamente del ejercicio periodístico riguroso que conlleva la profesión, y que pese a ello conservan su lado emocional, llamando la atención del lector que, conociendo o no el álbum o agrupación, se da un tiempo para contagiarse de lo que el autor le expresa en cada párrafo.

Hoy en día, hacer periodismo musical es amor al arte. La inexistencia de un pago monetario se ha normalizado, ofreciendo a cambio una “exposición” mediática que, si bien te va, te dará un mínimo de prestigio en el largo plazo, y las exigencias digitales, basadas en algoritmos, tunden gacho la calidad del contenido. Por eso tener un texto en este libro es un respiro para los que aún gozamos de hacer y leer un periodismo que para muchos está muerto o, en el mejor de lo casos, se encuentra agonizando.

Lester Bangs, periodista musical inmortalizado en la película “Casi Famosos” de Cameron Crowe, decía que el periodismo musical debe ser honesto e inmisericorde. Y esto es lo que la antología propone, un ejercicio en donde el gusto y el profesionalismo que requiere el oficio convergen y se complementan.

Te recomendamos
Foto perfil de LIZBETH SERRANO GÓMORA
LIZBETH SERRANO GÓMORA
Descarga GRATIS Calendario Revive el Poder 2024
Calendario
Descarga AQUÍ nuestro especial CALENDARIO REVIVE EL PODER 2024.
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?