Buscar
x Cerrar
Entretenimiento Guía Playboy Chicas Galerias Sexo y Erotismo Playboy se lee
x

Las fotos prohibidas de Cameron Diaz que llevaron a la cárcel a su fotógrafo

Cameron-Diaz-fotos-prohibidas
PUBLICIDAD

En 2003, con la película Charlie’s Angels: Full Throttle, Cameron Diaz afianzaría su lugar como una de las actrices más reconocidas de la industria. Sin embargo, días antes del estreno, la actriz recibió un recuerdo de su oscuro pasado.

 Once años antes, Diaz había realizado una sesión fotográfica con temática bondage en topless, la sesión fue coordinada por John Rutter, el fotógrafo, y Clifford Wright, productor de una editorial de Max Magazine Italia. Las imágenes nunca vieron la luz, pero con el estreno de la segunda entrega de Charlie’s Angels el fotógrafo se acercó a la actriz para venderle las ocultas fotografías por 3.5 millones de dólares.

Diaz nunca había firmado el consentimiento para que las fotografías fueran publicadas, pero aun así Rutter se le acercó para amenazarla. Se trataba de una extorsión y rápidamente el caso fue llevado a las cortes.

 

La filtración

Un año después, durante el conflicto legal, un sitio web ruso llamado scandal-inc, comenzó a vender un controversial material por 40 dólares: el video de la controversial sesión de fotos. No importó que, tiempo antes, la actriz hubiera ganado el control total de los documentos.

Rutter siempre negó haber sido la persona que subió el material a Internet y jamás se pudo esclarecer quién fue quien filtró el video prohibido.

 

Las consecuencias

En las cortes se reveló que Rutter había falsificado la firma de Cameron para poder publicar las fotografías. Ante esta revelación, el fotógrafo se defendió argumentando que no intentaba extorsionarla y sólo quería darle el derecho de comprar las fotografías para que no fueran rebeladas en un futuro.

Durante el juicio se rebelaron más detalles del caso. Rutter le aseguró a Diaz que publicaría las fotos y realizaría una campaña negativa para pintarla como “la ángel mala”; la actriz, por su parte, aseguró que no se opuso a la publicación y argumentó que le propuso que las revelaran en conjunto, pero el fotógrafo se negó.

Para Michael Pastor, el  juez del caso, todo era claro: el fotógrafo era culpable y lo sentenció a tres años y ocho meses en prisión. La protagonista de Loco por Mary no estuvo presente en la sentencia y en un comunicado se limitó a decir: “Aunque hubiera deseado que esta situación desafortunada no hubiera ocurrido en primer lugar, estoy muy agradecida con la justicia que ha sido servida”.

Con información de The Guardian

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sigue leyendo

No encontramos notas relacionadas.