Buscar
x Cerrar
Entretenimiento Guía Playboy Chicas Galerias Sexo y Erotismo Playboy se lee
x
PUBLICIDAD

RODADA 2.0: FELICES KILÓMETROS 2018 EN BICI

PUBLICIDAD

Me gustan los cierres e inicios de año. La comida, las reuniones, los abrazos, y esa sensación del permiso que se dan las personas para ser vulnerables, expresar sentimientos y emociones sin temor al qué dirán. La CDMX se vacía, los conductores de auto se vuelven más amables, pacientes u tolerantes, y la bici se derrite como mantequilla pese a que somos la ciudad del bache.

 

 

Por Elizabeth Santana @ElixMorgana

 

Los tiempos de traslado en bici mejoran más aún de lo normal. No hay coches estacionados en doble fila, hay muchos cajones vacíos en la lateral, los puestos ambulantes no usan de sucio traspatio a las ciclovías y nadie te avienta el auto en las continuas a la derecha… Pero eso ya se acabó.

PUBLICIDAD

 

 

 

El lunes 8 de enero regresaron a clases un millón 700 mil estudiantes más 282 mil 300 maestros y personal administrativo. Todos llevan prisa. Los policías de tránsito no dejan de silbar para cederle el paso a la supremacía cochista, se les olvida que en la pirámide de movilidad el peatón va primero…

Por primera vez en muchos años tomé vacaciones en diciembre; debería ser una garantía individual que cualquier mexicano pudiera descansar a fin de año sin importar su oficio o trabajo. La CDMX es la más grande en extensión territorial a nivel mundial y una de las diez más pobladas. Todos merecemos una pausa.

Consecuencia de esa oportunidad abrazo la paz y energía que cuerpo, mente y alma recobraron. Por lo menos hasta hoy no quiero discutir con ningún imprudente cochista o ciclista (porque también los hay), y me levanto temprano y puntual, para en mi trayecto ser tolerante con los peatones suicidas.

Me va bien, no me quejo. Pedalear en la CDMX se asemeja a un videojuego donde esquivar riesgos se vuelve parte de la rutina. Las habilidades en bici tampoco surgen de la noche a la mañana, se forjan con el transcurso de los días, en el peor de los casos a punta de sustos o caídas y otras en conjunto con demás ciclistas.

Hoy cumplo dos semanas consecutivas de llegar al trabajo en bici. Deseo y anhelo seguir así, puesto que aunque llevo años haciéndolo con regularidad, quiero reforzar el hábito de hacerlo de manera consecutiva. Y está bien, te ahorras el gym, los pasajes, y lo más importante en una ciudad como la nuestra: el tiempo.

Prefiero disfrutar el trayecto en bici. Me gustaría que más gente lo hiciera. Me gusta ir con la cara de frente al viento y esa sensación de libertad. Pedalear no me resta feminidad, igual me maquillo, uso falda o mallas, y tampoco me da miedo sudar. Aunque la última vez que salí con un chico él no pensaba igual; a veces los prejuicios duelen más que la violencia vial…

Felices kilómetros 2018 en bici. 

 

 

 

*Fotografía de Cartel Urbano

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sigue leyendo

No encontramos notas relacionadas.