Chicas Guía Playboy
Estás leyendo:
Opinión Roma: calló bocas en los Golden Globes
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.
Revista PLayboy México
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Opinión

Roma: calló bocas en los Golden Globes

PUBLICIDAD
El pasado domingo 13 de enero se llevaron acabo los Golden Globes, los segundos premios más importantes si hablamos de […]
Roma: calló bocas en los Golden Globes
Escrito por: Claudia Muñoz
claolivia

El pasado domingo 13 de enero se llevaron acabo los Golden Globes, los segundos premios más importantes si hablamos de cine después de los Premios Oscars. Como era de esperarse y después de la gran polémica que causó Roma de Alfonso Cuarón, muchos cinéfilos nos dimos cita para ver los resultados finales frente a los grandes. Hubieron grandes sorpresas, ya que si fuiste nominado en los Golden Globes y además fuiste ganador o ganadora, existe un 95% de probabilidad que te lleves a casa el tan deseado premio Oscar.

Cuando era pequeña gracias a mamá y su gusto por la telenovelas, ubicaba perfectamente a Salma Hayek. Cuando comenzó a abrirse paso en los 90’s en el tan competido Hollywood recuerdo aún la emoción de verla en sus primeras apariciones en películas americanas y cuando vas creciendo el gusto por el cine  va creciendo contigo, aún cuando ya te habías aventado la mayoría de Pedro Infante de la Época de Oro, sí, también gracias a mamá. El panorama se va abriendo cada vez más y de pronto en el mapa aparecen Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro y Alejandro González Iñárritu, el trío de directores mexicanos más exitoso.

Ya con 16 años y siendo más consiente de mi gusto por el cine, se estrena “Y tú mamá también” de Alfonso Cuarón, clasificada para mayores de 18 años lo que provocó aún más deseo por verla. Recuerdo haberla conseguido con un grupo de amigos en “pirata” y verla a escondidas de nuestros papás como si fuera una película porno. Obtuvo una nominación al Oscar como Mejor Guión Original quedándose en el camino en 2001, sin embargo, ya todos sabíamos quien era Alfonso Cuarón.

Pasaron los años y llegó Gravity, producción americana dirigida por un mexicano y haciéndola acreedora entre otros premios a 7 Oscars, entre ellos Mejor Fotografía para Emmanuel Lubezki (también mexicano) y Mejor Director para Alfonso Cuarón. Sumándose a la lista un Golden Globe por Mejor Película Extranjera, premio que por cierto no habíamos ganado desde ‘Tizoc’ de 1958 protagonizada por Pedro Infante y María Félix y dirigida por Ismael Rodríguez. La emoción de aquellos Premios Oscar para los cinéfilos, fue como ver un partido de la Selección Mexicana buscando el cuarto partido, el país se paralizó y todos los mexicanos obviamente nos sentimos parte de ese gran logro, sin embargo… llegó Roma.

Sí, llegó Roma y no aquella ciudad italiana que pensaría Galilea Montijo; Roma, haciendo referencia a una de las colonias de la Ciudad de México y donde había crecido Alfonso Cuarón. Sin embargo, el país se dividió en dos… en los que pensaban: “Alfonso Cuarón perdió la chispa”, “No es para tanto”, “Aburrida hasta la muerte”, “Fue la mercadotecnia”… y los otros que simplemente pensamos y sentimos que era “Una Obra de Arte”.

En los primeros intercambios de opiniones la defendí hasta la muerte, intentando abrirles los ojos y que trataran de sentir lo que habían visto, pero todo era inútil, muchas mentes cerradas se quedaron ahí, otras lograron escuchar y entender que la pantalla verde no lo es todo. Un cineasta mexicano consolidado en Hollywood, sin necesidad de demostrar nada, con los bolsillos llenos de éxito había regresado al lugar donde creció, donde fue marcado por diferentes circunstancias y abrió una de sus historias más íntimas en agradecimiento a las personas y lugares que lo transformaron en la persona que ahora es y que quiso compartírnosla, todo por amor al cine… ¿tú lo harías?

Aún con sus dos Golden Globes en la bolsa, sigo escuchando esas terribles opiniones, gente extranjera especializada vio lo que muchos mexicanos no vieron y que tampoco es necesario tener una serie de instrucciones tipo Bandersnatch (espero ya la hayan visto, pero esa es otra historia…), sino el solo el sentarse, observar, escuchar y sentir, sobre todo sentir.

Ya trato de no clavarme en opiniones negativas, simplemente observo de quienes vienen y lo entiendo TODO.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?