Suscríbete:
viernes, 22 de septiembre de 2017

ALBERTO RODRÍGUEZ: COMO BURLARTE DE LA CONDESA Y TRIUNFAR AHÍ

Por Arturo J. Flores

alberto2

¿Por qué se puso de moda el stand up comedy?

Porque existe una necesidad de re expresar la comedia en México. Hasta la barra cómica desapareció de la televisión porque la gente se cansó de ver lo mismo. Algunos hasta hacemos crítica social muy a nuestro modo, pero de que se necesitaba, se necesitaba.

Te pitorreas de la gente de la Condesa, pero es donde más te presentas. ¿Cómo interpretas esa paradoja?

He tenido la fortuna y la pluma de burlarme sin ofender. Ellos dicen: “sí, es verdad que está pasando eso en esta colonia”. Así como fuimos los metaleros de pelo largo, ahora es el tiempo de los hipsters y los veganos. Tengo una amiga vegana que me ha ayudado a hacer chistes de veganos. Y en la Condesa y la Roma, las personas están buscando el stand up, una comedia más alternativa.

¿Dónde empieza la crueldad que no da risa?

Te soy honesto, fue difícil descubrirlo. Burlarte de una tragedia es distinto si te burlas del victimario o de la víctima, porque la comedia no es un instrumento de tortura. Hay que expresarse siempre en contra del que hace las cosas mal.

¿Pero es sencillo descubrir quién es el victimario en un país como México?

No. Hay situaciones en las que la víctima se vuelve victimario. A veces las víctimas, con un poco de exposición en los medios, se convierten en lo mismo que estaban criticando.

¿Cómo le cae lo políticamente correcto a los comediantes?

Muy mal. En mis rutinas tengo mucho humor negro. En específico tengo un bit muy criticado sobre los Starbucks, que algunos me dicen: “¿por qué te burlas del cajero, que no sabes lo que ha tenido que pasar ese pobre?”. Esta gente “buena ondita” que se ve bien defendiendo sin informarse, por pura pose. Defiende sólo lo que está de moda, porque se ve bien haciéndolo.

Hubo un tiempo en que la comedia se asociaba a los popular, como fue “Palillo” y el cine de ficheras. ¿Es el stand up la comedia de la clase media?

Creo que sí, pero por la identificación. Antes era más sencillo que la gente se identificara con el “naquito” que con el “godín”. Ahora es distinto.

¿Era la clase media una clase desatendida por la comedia?

Sí, porque durante mucho tiempo la gente se acostumbró al insulto. Pagaba una botella por sentarse hasta adelante y que el comediante te trajera de bajada. Pero en el stand up comedy hay quienes nunca interactuamos de esa forma con el público.

¿Cuántos standoperos hay que sean garantía de taquilla?

Tres, se me ocurren. Franco Escamilla se volvió súper mediático en redes, puede hacer un Auditorio Nacional si se le antoja. Carlos Ballarta, me fascina su pluma, lo odio porque escribe lo que me hubiera gustado escribir yo. ¡Su comedia es muy original! Y otro pudiera estar entre Sofía Niño de Rivera y Ricardo O’ Farril. Aunque la gente de más de 40 difícilmente iría a ver a O’Farril, porque su comedia está perfectamente bien segmentada.

¿Por qué hay quienes dicen que no soportan a los standoperos mexicanos?

Por la moda, porque no es lo mismo decir: “traigo mi camisa que me compré en Los Ángeles” que una que sólo me compré porque me gusta. La verdad es que en Estados Unidos hay mucha porquería que uno de pregunta cómo rayos los dejaron subir al escenario. Y pocos han visto stand up en vivo, en Estados Unidos. Otra cosa es que dicen que somos muy groseros. A ver, pues si así hablamos en la calle, ¿cuál es el problema?

 

Comedia Chida

Todos los jueves

21:00 hrs.

Foro Shakespeare

 

S.O.S. (Ser-O-Stress)

Todos los viernes

22:30 hrs.

Foro Shakespeare

 

Taller de Stand Up Comedy

Sábados de 11:00 a 14:00 hrs

Inicia: 5 de noviembre

Foro Shakespeare

Informes: produccion@momus.mx

 

@DarkByteMx

FB/SoyAlbertoMX