Buscar
x Cerrar
Entretenimiento Guía Playboy Chicas Galerias Sexo y Erotismo Playboy se lee
x
PUBLICIDAD

En realidad, ¿eres adicto al sexo?

PUBLICIDAD

Por Rodrigo Álvarez

@ralvmed

Usar el término adicto al sexo sin detenerse a pensar en lo que significa en realidad se ha vuelto una práctica común, de manera que el que tenga un poco más sexo que el promedio ya se considera un adicto. Para evitar que eso suceda, establecimos cinco situaciones en las que está mal empleado el término.

PUBLICIDAD

 

Masturbación

A ciencia cierta, nadie sabe cuánto es mucho o qué tanto es tantito, el punto es que si lo haces más de tres veces a la semana como soltero y simplemente lo practicas estando casado o teniendo pareja, para la sociedad ya eres un adicto.

Parte de una vida sexual saludable, incluso en la vida de pareja, incluye la masturbación como una práctica aceptable y sana, así que no te sientas mal y síguelo haciendo.

 

­ No es una adicción física

Si eres adicto al alcohol o alguna droga simplemente no puedes vivir sin ella, es más, un alcohólico que deja de beber de un día para otro podría tener serios problemas de salud, pero si dejas el sexo de un día a otro no te pasa, físicamente, nada.

 

La adicción al sexo es un asunto psicológico y emocional que debe atenderse en terapia, y por lo general es sólo la manifestación de un problema mayor. Si no puedes dejar de ligar, de salir con desconocidas cada semana tu problema no es que no puedas dejar el sexo, sino que no puedes evitar la adrenalina que te provoca el buscar acción cada vez que sales a la calle.

 

­ Fantasear no es malo

Tener fantasías no te hace adicto de ninguna manera. Para muchos psicólogos y estudiosos del tema, tener fantasías es perfectamente normal, sano e incluso hasta deseable. La diferencia en estos casos es que puedes tener fantasías y realizarlas con tu pareja, el problema es cuando por llevarlas a cabo eres capaz de cualquier cosa, eso ya no es normal.

 

­ No hay cifras altas

Nadie puede definir qué es mucho y que es poco en términos de sexo. Puedes tener sexo todos los días, incluso con extrañas, y no por eso tienes que ser, forzosamente un adicto o un enfermo que no tiene remedio.

 

Físicamente tener muchas relaciones a la semana no sólo no es malo, sino que es saludable.

El problema está cuando con tal de tener sexo dejas todo o eres capaz de hacer cosas ya no harías en otras circunstancias.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sigue leyendo

No encontramos notas relacionadas.