Chicas Guía Playboy
Estás leyendo:
Sexo y Erotismo Más allá del “mete y saca”, o las zonas erógenas que debes estimular
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.
Revista PLayboy México
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sexo y Erotismo

Más allá del “mete y saca”, o las zonas erógenas que debes estimular

PUBLICIDAD
En muchas ocasiones el sexo puede llegar a se monótono al centrarse en los mismos lugares; pero, existen zonas erógenas ignoradas que aumentan los orgasmos
Más allá del “mete y  saca”, o las zonas erógenas que debes estimular
Escrito por: Redacción Playboy

El sexo es un arte y no puede ser monótono, siempre debe ser dinámico y novedoso. Todos tenemos zonas erógenas a las que enfocamos nuestra atención en el acto: los senos, la boca, la vagina y el clítoris.

En muchas ocasiones estos lugares son suficientes, pero si deseas ir un paso más allá, debes encontrar zonas que en la mayoría de las ocasiones pasan desapercibidas. Al conocerlas y centrar tu atención en ellas podrás mejorar notablemente el juego previo de ambos e incrementar sus orgasmos.

Cuero cabelludo

 

Zonas-erógenas-cabello

PUBLICIDAD

 

Está lleno de terminales nerviosas que están listas para ser estimuladas. Cuando son tocadas de la manera correcta pueden liberar hormonas que calman y mejorar su placer sexual. La técnica principal es utilizar la punta de los dedos para masajear la base de la cabeza, el cuello y detrás de las orejas.

Pies

 

Zonas-erógenas-pies

 

No es coincidencia que sea el fetiche de muchos; se sabe que los pies tienen más de 7 mil terminales nerviosas, lo que los convierte en una de las zonas más sensibles del cuerpo. Ya lo dijo Vincent Vega, un buen masaje de pies puede ser una de las experiencias más íntimas y eróticas que puedes tener con una mujer.

Con movimientos musculares puedes incrementar el flujo de sangre para calentarlos y con un aceite estimula las plantas con tus pulgares. La boca es central para subir los ánimos y encender el dedo gordo del pie puede ser muy erótico para ambas partes.

Orejas

 

Zonas-erógenas-orejas

 

Al igual que las otras partes citadas, las orejas tienen una gran cantidad de terminales nerviosas que en muchas ocasiones pasan desapercibidas. Con los dedos sigue la “C” natural de su oreja, mientras la besas, a continuación besa su lóbulo y masajéalo con tus labios, finalmente cuando ella sienta la confianza incluye tu lengua e utiliza tus dientes. Con la técnica indicada esta estimulación puede intensificar su orgasmo.

Abdomen

 

Zonas-erógenas-abdomen

 

En algunos casos puede ser tan intenso como el estímulo genital, razón por la cual jamás debe pasar de largo. Su importancia radica en que en las partes cercanas al pubis es posible estimular el punto G desde la parte posterior. Con las manos masajea gentilmente su abdomen bajo, así el flujo de sangre aumentará, al igual que el calor. Para mejorar las sensaciones puedes combinar la temperatura con un hielo, estos cambios la prepararan para el oral de su vida.

Ombligo

 

Zonas-erógenas-ombligo

 

El secreto mejor escondido, parece inverosímil, pero el clítoris tiene una relación directa con el ombligo, de hecho crecen del mismo tejido y están neurológicamente conectados; con un estímulo correcto se puede sentir por todo el cuerpo. Para alcanzar estos efectos puedes masajearlo en espirales con tu lengua mientras con los labios masajeas el perímetro. Con esta región también puedes ayudarte de un hielo para mejorar la intensidad de las sensaciones.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD