Buscar
x Cerrar
Entretenimiento Guía Playboy Chicas Galerias Sexo y Erotismo Playboy se lee
x
PUBLICIDAD

Orel Elhadad; la joya israelí que está conquistando el reggaetón

Orel-Elhadad-acostada-frente
PUBLICIDAD

Una chica judía de Jerusalén que está comenzando su carrera en el reggaetón, ella es Orel Elhadad, una israelí que en poco tiempo devorará el mundo musical y que ya arrebató todas nuestras miradas gracias a su inigualable belleza.

Hay pocas cosas que unen a Israel y a la cultura latina, la distancia nos ha hecho países que, al parecer, únicamente están unidos por las noticias cuando nuestros países o el Medio Oriente acaparan los encabezados. Así es que imaginar a una niña de 12 años no perteneciente al continente, amante del reggaetón, parece algo inexplicable, cuestión que continuaría así si no tomamos en cuenta el aspecto espiritual.

Orel está segura que en otra vida estuvo en México, la música, los sabores y el idioma inmediatamente la cautivaron. Ella nació a miles de kilómetros, pero cuando tuvo su primer contacto con la cultura algo despertó dentro de ella: su alma es latina.

El calor de nuestras tierras alteró algo en su ser, dejó de ser la misma. Al igual que Carlota y Maximiliano, de la misma manera que el barón de Humboldt, el Atlántico la separaba de lo que se convertiría en su nueva patria. Al igual que los antiguos europeos, se volvió americana a pesar de no haber nacido en el continente. Orel ya es latina y lo demuestra en su música.

Junto con Daniel Tovatelli publicó su primer video y sencillo, ‘Pasarla Bien’, que en menos de un mes alcanzó el millón de vistas. Su belleza no está peleada con el talento, que se ve reflejada en su nueva propuesta musical, sus múltiples negocios y una sorpresa que nos reveló en la entrevista.

PLAYBOY: Para comenzar, ¿por qué elegiste a México para que fuera tu segundo hogar?

OREL: Voy a ser honesta contigo, yo estoy segura que en alguna otra vida estuve por acá, tengo alma latina. Cuando escuché las canciones en español tenía 12 o 14 años, mucho antes de que llegaran a Israel, empezó a temblar mi cuerpo; no sé que tengo con este idioma y cultura que me fascina.

PLAYBOY: ¿Escuchaste el reggaetón por primera vez en Israel?

OREL: Sí, yo recuerdo cuando estuve en el ejército, porque en Israel hacemos el servicio militar, regresaba cada dos semanas a la casa y trabajaba en un bar muy conocido y obligué a todos los DJs a poner canciones de reggaetón, antes de que llegara el género a mi país. Hoy me mandan mensajes diciéndome: “gracias a ti escucho esta música”, que ya es famosa. Siempre me gustó.

PLAYBOY: ¿Entonces ahora el reggaetón ya es muy conocido en Israel? ¿Antes no?

OREL: Ahora es muy fuerte el reggaetón por allá, de hecho Maluma dará un concierto en Israel la semana que viene, pero soy la primera y única cantante del genero israelí, porque se trata de música latina, no hay manera de que allá se creen esos ritmos. Llegó de Colombia y de Puerto Rico, puede ser que escuchen el reggaetón, hay muchos artistas que son famosos, pero no existe una escena local.

PLAYBOY: ¿Cuál fue tu primer acercamiento?

OREL: Creo que YouTube, sabía español gracias a las telenovelas, porque a los 11 comencé a ver todas las mexicanas, cuatro horas por día. Así aprendí a la perfección el español, me encantó el idioma y lo perfeccioné en Miami, donde solamente hablé esa lengua. El ritmo fue el que me fascinó, escucharlo y no enamorarse es una locura.

PLAYBOY: ¿Cómo te enamoraste de la cultura latina?

OREL: No tiene nada que ver con mi cultura, puede ser que algunas partes, pero no los mexicanos. Por ejemplo, los argentinos se parecen mucho en su forma de ser. Me mudé a México, hablé el idioma, comencé a soñar en español, todos mis exnovios son latinos; me enamoré de la cultura. Hoy en día hablo el 80 % del tiempo español y el resto en hebreo, aunque toda mi familia está en Israel; en mi teléfono únicamente hay una canción en mi primer idioma, todo lo demás es español.

Yo escribo, cuando terminé mi relación con mi exnovio, agarré una hoja y comencé a escribir en español, no en hebrero. La titulé “El amor no mata” y hasta la fecha no sé por qué no la escribí en mi idioma original, hay cosas que no tienen explicaciones.

PLAYBOY: ¿Cómo ha sido el desarrollo de tu carrera musical?

OREL: Apenas está comenzando, pero toda la vida canté, en shows musicales en Jerusalén y también lo hacía en bodas familiares. También actuaba y una dueña que participaba en ventas me vio en un espectáculo y me ofreció un trabajo en ventas a los 17 años, porque la actuación y las ventas se relacionan mucho. Me convertí en una muy buena vendedora y comencé a ganar mucho dinero, lo que hizo que la música se volviera en un sueño de mi niñez que nunca que iba a cumplir; pero todo afortunadamente cambió.

PLAYBOY: Grabaste tu primer tema en hebreo, pero no lo quisiste promocionar, ¿a qué se debió esa elección?

OREL: Sí, la escribí e incluso te la puedo cantar, pero salí a Miami, de hecho la terminé allá. Ahí perdí todo mi mundo artístico, era buena en negocios, el dinero te hace ciego y me centré en ello. Dejé relegado mi sueño de ser cantante, pero siempre supe en el fondo que no estaba feliz, ningún éxito o riqueza me llenó. Siempre lo supe, aunque me di cuenta de ello tarde, pero mejor tarde que nunca.

PLAYBOY: ¿Cómo fue que Daniel Trovatelli y tú decidieron colaborar?

OREL: ¡Súper bien! Daniel es judío, por eso en el video me regala la estrella de David. Somos muy diferentes, agua y fuego, pero el trabajo con él es muy profesional y canta muy bien; además tiene una energía muy buena. Me apoyó mucho, fue como llevar a una niña chiquita y ayudarle, me encantó mucho.

PLAYBOY: ¿Relación a largo plazo o sólo “Pasarla Bien”?

 

 

OREL: A largo plazo, de hecho todas las canciones que voy a hacer están en contra de mi personalidad. Voy a vender muchas ideas que no tienen que ver con lo que es Orel, siempre tuve novios serios. Te voy a confesar algo: ¡nunca he tenido algo romántico con un mexicano! Yo sé que es una falla (risas), he estado seis años aquí y jamás me han agarrado la mano, en algún momento tendrá que llegar eso. Sin embargo, únicamente en tres ocasiones he estado con un hombre que no era mi novio, entonces soy muy conservadora, pero ahora no busco nada, sólo me quiero enfocar en mí y en la música.

PLAYBOY: ¿Existe un elemento de tu cultura que incluyas en tu música?

OREL: Lo único que me gustaría integrar son unas palabras en hebreo, pero otras cosas creo que nada. Mientras parezca menos israelí mejor, que se pregunten si soy cubana, argentina o colombiana. También me gustaría integrar signos, como la estrella de David, soy orgullosa de ser judía y del lugar en el que nací. Voy a gritar al mundo que soy judía, pero sin meterlo en las canciones.

PLAYBOY: ¿Qué haces para mantenerte en forma?

OREL: Soy amante del ejercicio, hago pesas, nado, boxeo, corro. Entreno cuatro o cinco veces a la semana.

PLAYBOY: ¿Tienes otro proyecto además del musical?

OREL: Tengo mi negocio y sigo en las ventas en Israel. Tengo una línea de cabello que lo fabriqué por allá y lo vendo por mayoreo en todas las peluquerías en México y recientemente lo estoy introduciendo en Estados Unidos, porque está probado por la FDA. Además estoy haciendo mi película, no te puedo contar mucho, la estoy dejando en pausa porque ahora quiero enfocar todos mis esfuerzos en la música; pero realmente yo empecé como actriz y lo tengo en el alma.

Ahora estoy trabajando en mi nueva canción en Los Ángeles, que espero que la gente la reciba súper bien

PLAYBOY: ¿Qué es lo que más te gusta del ambiente latino?

OREL: Es muy hot el ambiente aquí, la gente es feliz. Me gusta México porque la gente siempre sonríe, hay culturas en las que no saben qué es sonreír, todos fríos y robóticos. Eso es lo que me gusta en el ambiente latino, el amor, que es la fuerza más grande que mueve al mundo; tengo dos tatuajes, uno de ellos dice: “I give love, I live love and I am love”, porque el amor es hacia uno mismo, a tu pareja, a tus sueños y hacia la vida. Eso es lo que siento en México, mucho amor.

PLAYBOY: Tu belleza ya ha cautivado a muchos, ¿qué es lo que debe hacer un hombre para conquistarte?

OREL: Es difícil, no tengo aspectos en los que preste atención, porque toda la parte de afuera se me hace muy superficial. Tiene que ser un hombre que esté muy conectado con el mundo espiritual, soy una persona muy extraña que medita y recibe mensajes. Para que me conquisten primero lo tengo que conocer. Debe ser alguien que piense en grande, porque yo me quiero comer el mundo, el hombre que esté a mi lado debe desear la galaxia entera.

No te voy a decir que la belleza, pero la belleza es energía. Me gustan los hombres que son metrosexuales, si tienes pelo y panza no llegas. Cuando no hay eso debes ser una persona carismática y muy espiritual, que se ame a sí mismo.

PLAYBOY: ¿Es diferente para una mujer israelí desenvolverse en la industria musical del reggaetón?

OREL: Genial, llevé mi libreta un día que estuve en la playa, desde niña he sido muy buena para crear mis realidades, medité y me dije a mi misma: “Orel, no tienes nada que ver en la música, no conoces a nadie y a los que sí conoces están en ventas, ¿cómo vas a lograrlo?”

Escribí todo mi plan, a los dos meses sucedió todo: comencé a estudiar actuación, la casa y el auto del video son de mi cliente, se llama Jacobo, quien también me conectó con Trovatelli. Llegó solo.

PLAYBOY: En tu video nos dimos cuenta que tienes el ritmo latino, ¿es algo que traes de nacimiento o lo adquiriste en nuestras tierras?

OREL: Algo en estas tierras me cambió mucho, mi forma de bailar, pensar, hablar… hasta físicamente. Estar en México fue la transformación, si vas a Israel y pasas cinco años cambiarás completamente. Todo se basa en la energía.

PLAYBOY: ¿Con quién te gustaría colaborar en un futuro?

OREL: ¡Con quien voy!, si lo crees lo vuelves realidad: Maluma, obviamente, Sebastián Yatra, J. Balvin, llegaré a ellos. Por eso todo mi trabajo lo hago en Colombia, en Los Ángeles y Medellín, únicamente me tienen que notar para que se cumpla.

PLAYBOY: ¿Cuál fue tu primera experiencia con Playboy?

OREL: ¡Porno! Es lo único que me llegaba a la cabeza, cuando pensaba en Playboy únicamente me imaginaba un conejito cogiendo. En Israel no tiene buena fama, pero aquí estamos para hacer otra cosa.

PUBLICIDAD

 

Galería

Fotografías de Román Gómez @playadura

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sigue leyendo
Phonogram comic
Phonogram, alma oscura y corazón negro
Leer más
Portada-Dr.-Lakra
Dr. Lakra: “he comprado discos sólo por su portada”
Leer más
El Imperial siempre será parte de la historia de Playboy México
Leer más