Buscar
x Cerrar
Entretenimiento Guía Playboy Chicas Galerias Sexo y Erotismo Playboy se lee
x
PUBLICIDAD

Playbill: echemos un polvo… de estrellas

PUBLICIDAD
En Nip/Tuck, el cirujano plástico Christian Troy, sibarita declarado y Playboy de vieja escuela, comparte la siguiente filosofía con una adicta al sexo que, luego de jurar en terapia de grupo mantenerse célibe, termina por encamarse con el personaje interpretado por el actor australiano Julian McMahon:
“Aquí está tu Treceavo Paso: Todo desparecerá. El amor, los árboles, las rocas, el acero, el plástico y los seres humanos. Ninguno de nosotros saldrá con vida. Puedes enfrentarlo junto a tu grupo de ayuda, un día a la vez; o puedes agradecer que tu cuerpo se frote con otro cuerpo hasta provocarte suficiente placer como para que te haga olvidar que no eres más que una pila de cenizas andante. Esa es la verdad. Si eres fuerte, serás libre. Si eres débil… serás sólo tú”. Es una forma de verlo. Otra, es que el sexo es algo prohibido. Un pecado. No hace mucho un conductor de televisión aseguró haber encontrado “la cura” contra su preferencia sexual. Incluso tuiteó que aquello que la Naturaleza dispuso se trataba sólo de una “moda”.
Tan antigua —hay que decirlo— como la humanidad misma. Apolonia Lapiedra representa esa postura ante el sexo que muchos compartimos. La de quienes enarbolamos la libertad. Una actriz de cine para adultos, bellísima, que además rompe con su naturalidad y economía de formas, con los voluptuosos estereotipos que caracterizan a la industria. El empoderamiento de la persona, independientemente de su género, porque hace tiempo que en el debate se busca romper con el binarismo (y la tercera pregunta de nuestra Encuesta Nacional de Sexo 2018 da cuenta de ello), que decide mostrarse y utilizar su anatomía como mejor le parece.
Falta mucho por hacer, pero ahí vamos en materia de conquista de libertades. Estilos alternativos de vida como el swinger, el cuckold, las relaciones abiertas y prácticas como el sexting (todas ellas consideradas en la Encuesta), que conjuga la pasión por la tecnología con el exhibicionismo, son percibidas con mucho mayor apertura que unos años atrás.
En honor a nuestra celebridad española de “tapa” y a las palabras del Dr. Troy, en el sentido que somos una pila andante de cenizas esperando por arder junto a otra(s) pilas semejantes, brindemos diciendo:
¡Echemos un polvo… de estrellas!
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sigue leyendo
Apolonia Lapiedra: “estuve con siete hombres a la vez”
Leer más
Valentina Fradegrada: “nada más artístico que un desnudo femenino”
Leer más
Aislinn-Derbez-sensual
Aislinn Derbez, la más bella de la dinastía
Leer más