Buscar
x Cerrar
Entretenimiento Guía Playboy Chicas Galerias Sexo y Erotismo Playboy se lee
x

Complot Mongol, conspiración en la CDMX

PUBLICIDAD

Si hay algo que ama el director Sebastián del Amo es la Ciudad de México, pero no tanto la actual,  sino la que vio su esplendor en décadas pasadas. Sus tres películas hasta la fecha, El fantástico mundo de Juan Orol (2012), Cantinflas (2014) y la más reciente El complot mongol, tienen como escenario los años 40, 50 y 60. En ellas recrea un momento que para muchos se ha vuelto mítico, cuando se vivió un esplendor en el cine y las artes en general, además de una gran pujanza económica.

El más reciente trabajo del cineasta es la adaptación de una de las novelas nodales de la literatura mexicana e iniciadora del policiaco nacional, El complot mongol. En ella, durante la guerra fría, un duro y malhablado veterano de la revolución, Filiberto García, es llamado por el jefe de la policía y un prominente personaje de la política, para investigar sobre una conspiración gestada más allá de las fronteras de la China comunista que culminará en México.

Los sospechosos de siempre

García, interpretado por Damián Alcázar, más que un policía es un matón con placa, que gracias a sus relaciones con la gente del barrio chino va desentrañando lo que podría convertirse en un magnicidio. En sus investigaciones entablará una relación amorosa con Martita, encarnada por Bárbara Mori, quien le rinde homenaje a su ascendencia asiática. A diferencia de las anteriores películas de Sebastián del Amo, aquí el casting encaja a la perfección. Xavier López, con su verdadera voz da muy bien la talla como un coronel de la policía, de la misma manera Eugenio Derbez, sin ningún tipo de devaneo cómico, encarna a un Rosendo de Valle, uno de los nuevos ricos producto de la Revolución Mexicana. Sin embargo, son tres personajes secundarios los que se llevan las mejores escenas, Roberto Sosa, como El Licenciado, un borrachín que conoce los bajos fondos de la ciudad de México; Ari Brickman, como Richard Graves; y Moisés Arizmendi como Iván M. Laski, quienes interpretan a un par de espías, uno norteamericano y el otro soviético.

PUBLICIDAD

La novela

Publicada en 1969, El complot mongol es el último libro escrito por el diplomático Rafael Bernal, quien tomó como inspiración la visita que hizo John F. Kennedy a México en 1962. Cuando salió a la venta fue un fracaso total, la crítica la torpedeó y se devolvieron casi todos los ejemplares. Sin embargo, tiempo después, su fama fue creciendo gracias a los lectores que la fueron recomendando. Hoy es un long seller que está en todas las librerías.

 

Por Iván Farías

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sigue leyendo
They-Shall-Not-Grow-Old-documental-trincheras
They Shall Not Grow Old, el color de la brutalidad de la “Gran Guerra”
Leer más
Lost-Girls-Alan-Moore-Mago-de-Oz-Melinda-Gebbie
Lost Girls, el cómic donde Alicia explora sus maravillas sexuales
Leer más
El rayalibros: osito de peluche maligno
Leer más