Buscar
x Cerrar
Entretenimiento Guía Playboy Chicas Galerias Sexo y Erotismo Playboy se lee
x
PUBLICIDAD

Colombia, el destino de la próxima década

Colombia-portada
PUBLICIDAD

Pocas veces me cuesta tanto encontrar la inspiración para escribir mi columna como en esta ocasión. Pero no es porque mi víctima, el Eje Cafetero de Colombia, tenga poco que merezca ser contado. Es más, al contrario, porque es tan profundo su ser, que estas líneas de quien suscribe, están cargadas de emoción, de sentimiento y de un profundo deseo de regresar. Y por eso mi columna tarda tanto en tomar vida, porque a veces lo más complejo para un escritor es contar mucho en un espacio reducido.

 

Y es que puedo contarte las miles de razones que convierten, en mi nómada y viajera opinión, al Eje Cafetero y al Valle del Cócora en el destino de la próxima década. Puedo hablarte de sus paisajes, de la seguridad, de sus buenos precios, de sus cómodos hoteles y de su fantástico conocimiento del café y amor por la naturaleza. Pero, en realidad, no te estaría contando nada. Nada de lo verdaderamente importante, de la esencia de un viaje de tales dimensiones, a un lugar que se erige como estandarte del progreso y la ecología y que hace tres lustros no pisaba nadie en su sano juicio.

Entonces prefiero hablarte acerca de Diego, de Cristina o Carolina, quienes dicen ser hoteleros, pero en realidad son familia que uno aún no conoce (hasta que los visita, claro) y sus “hoteles”, tu casa por unos días. Personas que viven la pasión del café, de la naturaleza y, sobre todo y en todo su esplendor de la palabra, de la hospitalidad. Hospitalidad que, además, los convierte en guardianes del paraíso que protegen.

También prefiero hablarte de Andrés o Jerley, quienes más allá de ofrecerte sus servicios de transporte, se convierten en tus guías y amigos y con los que acabas compartiendo mesa. De Katherine y el éxito indiscutible de su cabello afro, quien da un toque de alegría al hotel en el que trabaja. Y de tantas otras personas orgullosas de esas tierras cafeteras que uno se cruza y que hacen que uno sienta un profundo y casi idílico amor por el Eje.

 

PUBLICIDAD

 

Y es que ya lo he repetido por activa y por pasiva, y no me voy a cansar de hacerlo. Viajar es principalmente una experiencia que trata acerca de las personas que conocemos, más que de los lugares en sí. Por eso Colombia es un destino top mundial. Me siento profundamente afortunado de hablar el mismo idioma que los paisas y poder tomar unos cuantos cafés, mientras escucho como sus palabras de orgullo hablan de sus tierras, de sus gentes y de su país. De como son capaces de incorporar al foráneo de manera inclusiva a su orgullo y de ver como todos van superando el corazón partido que dejó, a ciudadano sin excepción, la guerra que asoló Colombia durante 40 años.

 

Diego

Diego es ese tío simpático que todos tuvimos y que anhelábamos ir a visitar. Un tipo que decidió convertir su finca familiar en un hotel único (es único porque en el Valle del Cocora no se puede construir) y que tiene una de las mejores calificaciones de todo el país por su excelente Reserva Guadalajara. Y esa calificación es, principalmente, por él mismo.

Diego se levanta a a las 5 de la mañana para llevarte en sus caballos a ver amanecer en el valle y regresa corriendo a prepararte un desayuno paisa en su jardín. Diego te comparte una cerveza o un tinto a media tarde y te habla de sus hijos y pregunta por tu familia. Es una de las personas con mayor corazón que me he cruzado en mi vida. Una de esas personas que te hace de mentor sin ni siquiera saberlo. De esos maestros que se disfrazan de alumno para dejarte una profunda lección de vida.

¿Cómo visitar a Diego?

Reserva Guadalajara, Valle del Cocora

IG: @reservaguadalajara

FB: www.facebook.com/ReservaGuadalajarasalento/

 

Cristina

Barcelonesa de origen alemán y “trotamares”. Una mujer rubia de esas que exhala liderazgo por los cuatro costados, cuya pasión es el mar y la naturaleza, encontró al otro lado del mundo una casa parecida a los pirineos, pero con un clima primaveral perenne en la que echar el ancla. Y decidió pisar tierra con un alojamiento rural magnífico, cuyo jardín son hectáreas infinitas de montañas verdes, cielos azules, y fauna de documental.

 

Cuando te levantas por la mañana en su Gran Azul (sí, como el mar que tanto anhelas) y contemplas abrumado el espectáculo de la madre tierra, comprendes que lo que te falta en tu día a día no es nada físico, sino disfrutar de lo que la vida nos regala, pero que no valoramos porque no nos cuesta: la naturaleza, la gente y, en definitiva, estar vivos.

¿Cómo visitar a Cristina?

Gran Azul Salento

Fb: www.facebook.com/granazulsalento/

IG: @granazulsalento

 

Carolina

Carolina es todo un ejemplo de la nueva Colombia. Joven, radiante, emprendedora y cariñosa. La nueva generación de una familia que vive por y para el café, deseosa de conocer el mundo para adaptarlo a su pequeña finca hotelera, donde ofrece uno de los mejores tour del café que puedas encontrar.

El Ocaso es una bella finca a las afueras de Salento, donde no sólo aprendes de café, sino que te enamoras de él. Es donde realmente entiendes la importancia para tu cuerpo, para los productores, para los agricultores y para el mundo de tomar solo buen café. Y donde Carolina te ayuda a comprender como lo tradicional y la vanguardia pueden ir de la mano. Donde te enseña que uno puede ser familia, puede ser negocios, puede ser ocio y puede ser trascendencia.

¿Cómo visitar a Carolina?

Tour del Café de Finca Ocaso

Fb: www.facebook.com/fincaelocasosalentoquindio/

IG: @fincaelocasosalento

Andrés y Jerley

Hay personas que convierten el camino en algo más atractivo incluso que el propio destino. Andrés es una de las personas más inquietas y emprendedoras que conocí en Colombia, uno de esos trabajadores insaciables que, poquito a poco, va haciendo crecer su negocio de transportes, en el que él mismo trabaja. Son una excelente opción para moverse por todo el eje, con una excelente calidad precio y con vehículos de muchos tamaños.

Entre el equipo de Andrés está Jerley, quien encuentra ese adecuado balance entre contarte todo el conocimiento que tiene de su tierra, con averiguar de manera sutil cómo es ese mundo que desea tanto conocer. Un chico que te lleva orgulloso a comer a los lugares que él frecuenta y que se convierte en un amigo y en un guía.

¿Cómo viajar con Andrés y Jerley?

WhatsApp: +57 315 547 2364

 

Kath

Kath es la Colombia radiante. Es afro, es salsa y hospitalidad. Es una persona de otro lugar del país que se movió al Eje para buscar crecer, aprender y soñar a lo grande. Una de esas chicas que en su visión de futuro no se ha olvidado de hacer del presente de los que le rodean mejor con su presencia.

 

Ella es la parte social y pública del Salento Real, un hotel clásico en el centro de Salento, que ella misma con su sola presencia moderniza y da sabor. Su pequeña revolución individual en uno de los lugares más visitados del Eje, en uno de esos hoteles que por su relación calidad-precio y ubicación, casi siempre están llenos.

¿Cómo visitar a Kath?

Hotel Salento Real

FB: www.facebook.com/salentoreal

IG: @hsalentoreal

Pero… ¿en qué consiste exactamente el Eje Cafetero? Es una zona protegida por la Unesco, compuesta por cinco departamentos de Colombia (como si dijéramos cinco estados mexicanos) que comparten ecología, cultura, tradiciones y, sobre todo, el café. Obvio. Es una zona situada entre Medellín y Cali, a menos de una hora en avión de casi cualquier gran aeropuerto del país.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sigue leyendo

No encontramos notas relacionadas.