Buscar
x Cerrar
Entretenimiento Guía Playboy Chicas Galerias Sexo y Erotismo Playboy se lee
x

Probamos una sesión de Electro Fitness, el futuro del entrenamiento

Electro-fitness-depositphotos
PUBLICIDAD

Sigo con fervor la NFL y eso me ha expuesto a sus intensos entrenamientos: velocidades inhumanas en caminadoras, dominadas con varios kilos de cadenas y pruebas de agilidad que por momentos son más rápidas que la vista.

Entre esas rutinas en varias ocasiones vi a los jugadores usando chalecos, bandas y cables conectados a una máquina, como si fueran parte de un experimento para perfeccionar al hombre. Jamás intenté averiguar la función de aquellos artefactos y simplemente intuí que se trataban de sensores para monitorear el estado del cuerpo.

Recordé todo eso cuando hice por primera vez una rutina de electrofitness en Smart Performance. No sabía qué esperar, sólo me dijeron que me presentara para una intensa sesión de 20 minutos. En un principio me dieron una playera y un pantalón, me cambié y me pusieron el equipo: una banda en los glúteos, dos en cada pierna, otras dos en cada brazo y un chaleco con algunos cables.

Me conectaron a la máquina que comenzó a contraer mis músculos, una sensación extraña y demandante al principio. Después me enteré que esos estímulos funcionan imitando a nuestro cerebro, que envía señales eléctricas para mover a los músculos, en el tiempo no lo sabía y solamente rogaba por que acabara la “tortura”.

Los 20 minutos iniciaron en la caminadora y continuaron con una serie de ejercicios para el abdomen. Con el tiempo los estímulos pasaron a un segundo plano, como si las abdominales fueran un solo de guitarra y la electricidad fuera el bajo, la base de toda la rutina.

Lo extraño, y a la vez fascinante, del ectrofitness es que ejercicios básicos, como cargar una pesa de 5 kilos o una abdominal, se convierten en un reto que muy pocos logran pasar en su primera sesión. El estímulo es constante en cada  músculo de tu cuerpo, aumentando la dificultad de cada ejercicio; cuestión que se refleja en una reducción de tiempo en las rutinas.

No es lo mismo que productos milagros que venden en infomerciales, se tratan de rutinas que requieren una guía y un entrenador que te guíe en el proceso. Los equipos se han utilizado en terapias físicas por años y sólo es hasta ahora que han llegado al mercado para ser utilizados para mejorar la condición o por cuestiones estéticas.

Hace mucho que no sudaba de tal manera, lo corto del tiempo hizo que pensara que la sesión no había estado tan pesada. No obstante, al salir de Smart Performance me di cuenta del cansancio en músculos que en teoría no había ejercitado, una sensación que me gustó y me obligará a regresar.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sigue leyendo
Yanet García, nuestra influencer favorita
Leer más
Ella es la poseedora del mejor trasero en Instagram
Leer más
Ayurveda Urbana: construyendo tu bienestar
Leer más