Buscar
x Cerrar
Entretenimiento Guía Playboy Chicas Galerias Sexo y Erotismo Playboy se lee
x
PUBLICIDAD

EL NIÑO QUE JUGABA AL CRICKET Y EL PSICÓLOGO GOLFISTA

PUBLICIDAD

LAS HISTORIAS MÁS ASOMBROSAS DEL DEPORTE SE ESCRIBEN CON LA APARICIÓN DE TALENTOS MARAVILLOSOS QUE SURGEN DE LOS RINCONES MÁS INSOSPECHADOS DEL PLANETA.

No puedes ir a una tienda y comprar un buen swing”, Sam Snead, leyenda del golf.

Nueva Delhi, India, 2003.

En plena sala de ginecología, el pequeño Shubhankar de siete años es testigo de cómo su madre lucha minuto a minuto para que su hermana pueda llegar a este mundo. El doctor Tushar Lahiri, perteneciente a las fuerzas armadas de la India, asiste el parto. El padre de Shubhankar, de nombre Mohan, y también con formación militar, genera ahí una fuerte amistad con el médico.

 

POR CARLOS GUERRERO WARRIOR @carloslguerrero

 

El apellido Lahiri está estrechamente ligado al golf en el segundo país más poblado del mundo, gracias a Anirban Lahiri, uno de los mejores golfistas de la India que prefirió el putt y la libertad del viento antes que el bisturí y las salas de emergencia. En aquellos días, en los que crecía la familia Sharma, el doctor Tushar Lahiri recomendó a su amigo Mohan que Shubhankar practicara el golf como lo hacía su hijo Anirban, ya en ese entonces campeón en torneos juveniles.

El jefe de la familia Sharma se tomó muy en serio el consejo.

Ciudad de México, México, 2018.

Por segundo año consecutivo, la PGA me invita a colaborar en el prestigioso torneo World Golf Championship-México Championship como presentador de los mejores jugadores del planeta en el momento de sus salidas.

El día previo al arranque del certamen, les dije a mis compañeros de transmisión que me “subiría al barco” de Shubhankar Sharma, porque jamás lo había escuchado y porque era uno de los peores sembrados. Al día siguiente coincidió que pude presentarlo en el hoyo diez. Por ranking, fue el último jugador en aparecer en escena. Sin reflectores ni fanáticos, emprendió la aventura junto a Gavin Green de Malasia.

En la pantalla gigante sólo apareció la bandera de la India en el turno de Shubhankar Sharma. No había perfil ni foto del competidor. Vi cómo Shubhankar se percató de esa triste situación. No tuvo más remedio que observar de reojo y suspirar intentando que aquello le importara poco, comprendiendo a la vez que aún estaba lejos de ser reconocido entre los grandes que ahí competían, como Dustin Johnson (número uno del mundo), Justin Thomas, Sergio García y Phil Mickelson, entre otros.

Trascurrió el primer día y, antes del atardecer, sorpresivamente el indio terminó como el mejor de todos. Horacio Morales, especialista de golf en TV Azteca, me llamó para decirme que “mi barco” había quedado al frente. Que si el de la India ganaba el WGC como yo había vaticinado, me dedicara al golf y no al fútbol.

A la mañana siguiente, las voces expertas decían que Sharma se caería ante la presión de los monstruos. Pero no fue así. Mostró un nivel que le permitió mantenerse en la cima.

Para el día tres, a Sharma ya lo quería como se le quiere a un amigo. Nos saludamos efusivamente al momento de su presentación y volvió a bromear conmigo sobre la pronunciación de su apellido. Al final de la ronda, y ante la incredulidad de todos, se mantuvo al frente. Decenas de medios lo asediaron buscando impresiones del hombre sensación que de joven también practicaba cricket y a que a los diez años fue bautizado como el niño maravilla por su fuerte mentalidad en el golf.

Para el cuarto día, el día de la verdad, pude saludarlo en la salida del hoyo uno. Esta vez lo sentí diferente. Estaba presionado. Estreché su mano y ésta sudaba. No era el mismo Shubhankar. Salir en el threesome de Phil Mickelson y Tyrrell Hatton no era sencillo de digerir. Al final, el 43 veces ganador del PGA Tour y segundo deportista mejor pagado en 2010 con 40 mdd, Phil Mickelson, se alzaría con el bello trofeo del WGC México Championship.

Nueva Delhi, India, 1996.
Justo en los días del nacimiento de Shubhankar y siete años antes de la recomendación del doctor Tushar Lahiri, Mickelson conquistaba su octavo torneo del PGA Tour.

Georgia, Estados Unidos, 2018.

El Masters de Augusta que no suele llevar jugadores por invitación, decide hacerlo con Shubhankar Sharma, como reconocimiento a su fantástico inicio entre los grandes.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sigue leyendo

No encontramos notas relacionadas.