Buscar
x Cerrar
Entretenimiento Guía Playboy Chicas Galerias Sexo y Erotismo Playboy se lee
x

Soy Haydée Milanés, no la hija de Pablo

PUBLICIDAD

Fotos y texto de Cynthia Benítez

La cantante cubana Haydée Milanés se presentará el próximo 30 de mayo en el Lunario del Auditorio Nacional, para estrenar su disco doble, que reúne “Amor, Haydée Milanés a dúo con Pablo Milanés” y la Edición Deluxe; en donde Fito Páez, Julieta Venegas, Tania Libertad, y otros 11 artistas han colaboraron a su lado.

Rosalía León, Francisco Céspedes y Lila Downs la acompañaran en el concierto interpretando los sencillos que se han lanzado desde julio de 2017. La intérprete Haydée, hija del trovador Pablo Milanés, platicó con nosotros

¿La trova sigue viva?

Siempre va a estar viva. Los primeros representantes datan del siglo XX y son vigentes. La generación de mi padre, de Silvio Rodríguez, sigue componiendo canciones que tienen que ver con temas de actualidad, se han ido renovando. Hay una nueva camada de trovadores y esto se debe a que se involucran con el espíritu, la guitarra y los espacios que comparten.

¿Haydée Milanés es trovadora?

Yo no soy una trovadora, soy una intérprete que defiende la canción. Recorro desde la trova, pero también el bolero, el feeling, el son. Mi música se puede identificar porque tiene jazz, me da la posibilidad que da de crear e improvisar.

¿En qué momento de tu vida artística te encuentras?

En un acercamiento con la obra de mi padre. Hace 20 años empecé con mi carrera y me críe con ella, pero nunca había cantado sus creaciones, porque en un inicio estaba buscando mi propio camino. Ahora que ya me he consolidado, que me siento más madura, segura, con un estilo propio. Sentí una necesidad de aproximarme a las canciones de mi padre que no eran tan conocidas.

¿Cómo fue el proceso para que te reconocieran como cantante y no como la hija de Pablo?

Fue a base de mi autoconocimiento. Dejo que el trabajo que hecho durante muchos años, hable. Supe que tenía una figura detrás, pero quise hacer y lograr algo. Es difícil, tienes que demostrar que eres diferentes. La gente siempre va a
decir que soy la hija de Pablo, en un principio me atormentaba un poco, pero busqué mi propio camino. Siempre seré su hija y me siento orgullosa de serlo. Tengo muchas cosas que dar desde mi arte y lo quiero compartir.

¿Por qué no crear algo nuevo, en vez de interpretar canciones clásicas?

Hay muchas cosas antiguas que se desconocen. Creo que gran parte de lo que nos quejamos hoy en día es de la falta de calidad de algunos músicos. No estoy en contra de que se hagan cosas nuevas, pienso que se debe a que tienen lagunas en el conocimiento de lo pasado, es por eso que se tiene que rescatar lo anterior, lo que tiene gran calidad rítmica, melódica y armónica.

¿Cómo seleccionas la música que interpretas?

Lo que hago es rescatar música que para mí tiene grandes valores ya sea por la letra, los autores que las personas ya no están cantando o no recuerdan. Porque ellos son grandes cantantes los de la muisca cubana, y me doy placer al interpretar su obra. Claro ejemplo es lo que hice en mi disco Palabras, hice una compilación de las canciones de Marta Valdés porque es una autora que está viva y que está en plena facultades para trabajar, crear, enseñar, gran autora del año 34. Me siento en el deber de sacar del olvido a esas obras.

¿Dónde encuentras el valor en la música?

Son creaciones que se ha hecho con mucho gusto, con conocimientos musicales. Canciones que fueron modernas en su época y por ello siguen vigentes, ya que tienen armonía, tratamiento de las letras.

¿Cuál es el principal requisito para la nueva música?

Lo importante es la calidad. Ya sea reguetón, jazz, rock, trova, se tiene que trabajar. No es nueva la música de doble sentido, todo tiene su lenguaje, sin embargo, hay que buscar un resultado que aporte algo positivo, nuevo, interesante, que pueda darle cosas lindas al espíritu humano, a la sociedad. La responsabilidad de los artistas debe ser con nuestro público, la toma de conciencia es necesaria porque somos un reflejo de la realidad.

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sigue leyendo

No encontramos notas relacionadas.