DE ROL CON IRAIS: MITOS SOBRE EL SADOMASOQUISMO

En los últimos años la práctica del “sado” se ha hecho popular, hay mucha curiosidad pero también desinformación sobre esta forma de llevar el cuerpo al límite del dolor y el placer en una sola sesión.

 

 

Primero que nada tengo que decirles que la palabra es una fusión de dos prácticas el “sadismo” bautizado así por las historias del Marqués de Sade en la que sus personajes se regocijaban viendo o produciendo dolor a otros. La palabra “masoquismo” proviene del apellido de Leopold von Sacher-Masoch escritor que en sus publicaciones hizo referencia a esta práctica sexual en el año de 1886.

 

 

Una vez que tenemos la palabra construida llegan los mitos que rodean a esta “forma de amor” y es que entrar al mundo “sado” no es sólo tener sexo casual, resulta que es todo un ritual, entrega y exclusividad muy lejano a lo que se ha visto en las “cincuentas sombras de Gray”.

 

 

Conocidos también como “BDSM” los participantes en estas prácticas juegan roles uno de ellos el “sumiso” el cual acepta que el “dominante” sea quien lleven las riendas, pero también quien prueba ambas cosas “switch”, el que sólo le gusta provocar dolor llamado “sádico” y los curiosos o “kinkys” los cuales al final del sexo no se involucran. Pero alrededor de este tema existen muchos mitos los cuales pueden ser falsos.

 

 

Mito 1 “apenas se puso de moda”

Nada más falso que eso, se tiene registro desde el antiguo libro del Kamsutra sobre la forma en la que dos personas a través del dolor llegan al éxtasis, pero se puso en práctica de manera formal en el 1800 cuando los hombres millonarios acudían a los burdeles Londinenses a experimentar algo completamente desconocido.

 

 

Mito 2 “sólo se trata de disfraces”

En el mundo BDSM en efecto son importantes los trajes de cuero y máscaras de látex pero eso no es lo único. Se trata de una disciplina en la que tanto el “sumiso” como el “dominante” van avanzando poco a poco y aunque no lo crean comienza con ligeros azotes hasta llegar a amarres de alta dificultad, el chiste es saber con quien se hace y como se hace.

 

 

Mito 3 “puede provocar la muerte”

Para evitar que la vida corra peligro existe algo llamado “palabra de seguridad” la cual al ser pronunciada se sabe que se está excediendo en la rudeza y lastima al “sumiso”, existen casos documentados en los que las personas llegan a fallecer en el acto, pero esto tiene que ver con la falta de conocimiento y preparación.

 

 

Un libro que nos podrá ilustrar de forma sencilla, interesante y divertida sobre este mundo es “La cincuenta sombras de Fer” escrito por Fernanda Tapia en el cual por medio de fotografías y testimonios entenderemos el mundo BDSM y la importancia que tiene estar informados, estudiar y explorar esta rama de la sexualidad.

 

 

¡Nos vemos en el siguiente De Rol! Un beso.

 

 

Por Irais Rasgado @IRAISRS