Suscríbete:
domingo, 23 de abril de 2017

“ALGUNOS DE NUESTROS PRESIDENTES FUERON IMBÉCILES INCREÍBLES”: DONALD TRUMP

Por Glenn Plaskin

EL MUNDO SE PARALIZÓ LA NOCHE DEL PASADO 8 DE NOVIEMBRE CON LA VICTORIA DE ESTE CANDIDADO EN LOS COMICIOS PRESIDENCIALES DE ESTADOS UNIDOS. EN MARZO DE 1990, EL COLUMNISTA GLENN PLASKIN ENTREVISTÓ AL EMPRESARIO PARA PLAYBOY, EN UNA CHARLA QUE LO RETRATABA COMO EL BILLONARIO MÁS ESPLENDOROSO DE LA DÉCADA QUE ABUNDABA EN LA AUTOPROMOCIÓN, LA RIQUEZA Y, OH SORPRESA, UNA HIPOTÉTICA PRESIDENCIA. MANO DURA, MILITARISMO EXTREMO, OJO POR OJO… AQUÍ TE PRESENTAMOS UN FRAGMENTO DE ESA CHARLA QUE TOMA GIROS PROFÉTICOS EN NUESTRO TIEMPO.

trump

PLAYBOY: Iniciamos una década. ¿Cómo respondes cuando la gente te llama ostentoso, ególatra y un símbolo de la codicia de los años 80?
TRUMP: Los hombres ricos son a los que menos les gusto, pero el hombre trabajador me aprecia porque sabe que he trabajado duro y no heredé lo que construí. Lo hice yo mismo, tengo el derecho de hacer lo que quiera con eso.

PLAYBOY: Con tanta pobreza en las calles de la ciudad, ¿no te avergüenza lucir tu riqueza?
TRUMP: Siempre ha habido una exhibición de la riqueza y siempre la habrá, hasta que la depresión llegue, como siempre lo hace. Y déjame decirte que la exhibición es algo bueno. Le muestra a la gente que puede ser exitosa. Le muestra un modo de vida. Es muy importante que la gente aspire a ser exitosa. La única manera en que puedes hacerlo es si ves a alguien que lo es.

PLAYBOY: ¿Qué te atrae de todo ese brillo?

TRUMP: Tengo casinos brillantes porque es lo que la gente espera. No uso el brillo en todos los casos. En mis edificios residenciales uso un nivel más abajo que el brillo.

Playboy: Entonces, ¿ que significan el yate, la torre de bronce y los casinos para ti en realidad?
TRUMP: Accesorios para el show.

PLAYBOY: ¿Y cuál es el show?

TRUMP: El show es “Trump” y sus presentaciones con localidades agotadas en todas partes. Me he divertido haciéndolo y seguiré divirtiéndome.

PLAYBOY: Calvin Klein, que no tiene ni una parte de tu riqueza [valuada en aquel momento en 3,700 millones de dólares], suele decir que se siente culpable de esto. ¿Y tú?

TRUMP: Tengo un sentimiento de culpa. Vivo bien y me gusta, sé que mucha otra gente no vive particularmente bien. Tengo una conciencia social. Estoy creando una fundación; dono mucho dinero y creo que la gente respeta eso. El pueblo trabajador respeta que yo haya construido esta compañía solo; pero a la gente de alto nivel no le gusta. A ella le gustaría tenerlo.

PLAYBOY: ¿Qué piensas de la gente rica en general?

TRUMP: Los ricos son grandes sobrevivientes y, por naturaleza, caen en dos categorías: Los que heredaron y los que hicieron su riqueza. Los que la heredaron y eligieron no hacer nada son generalmente muy tímidos, temen perder lo que tienen, ¿y quién puede culparlos? Los otros son gente que toma riesgos y produce mucho o más se van a la quiebra.

PLAYBOY: ¿Qué satisfacción, exactamente, obtienes de hacer un trato?
TRUMP: Me encanta el proceso creativo. Hago lo que hago por puro placer. Espero que nadie lo haga mejor. Hay belleza en hacer un gran trato. Es mi lienzo. Me gusta pintarlo. Me gusta el reto. Yo cuento la historia del hijo del minero. El minero se enferma de los pulmones, su hijo se enferma, luego el hijo de su hijo. Si yo hubiera sido el hijo del minero, hubiera dejado las minas. Pero la mayoría de la gente no tiene la imaginación, o lo que sea, para dejar la mina. No tiene eso.

PLAYBOY: ¿Qué es eso?

TRUMP: Eso es la habilidad para convertirse en un empresario, en un gran atleta, en un gran escritor. Naces o no naces con eso. La habilidad puede ser afinada, perfeccionada o abandonada.

PLAYBOY: Obviamente tienes mucha confianza en ti mismo. ¿Cómo la usas al hacer el trato de un negocio?
TRUMP: Creo en el pensamiento positivo, pero también en el poder del pensamiento negativo. Uno debe estar preparado para lo peor. Si estoy haciendo un trato, quiero saber cuán malo puede ser si nada funciona, en vez de cuán bueno puede ser. Tengo un panorama positivo, pero desgraciadamente también soy bastante cínico. Así que si todos los puntos negativos sucedieran, ¿cuál sería mi estrategia? ¿Qué haría? Mi actitud siempre es enfocarme en lo bajo porque lo alto se cuida solo.

PLAYBOY: Otro aspecto de tu forma de hacer negocios es cómo lidias con los medios. Lograste suprimir un documental de televisión sobre ti muy poco halagador que financió tu archienemigo Leonard Stern, empresario y publisher neoyorquino. ¿Cantaste victoria sobre él?

TRUMP: Victoria total, sí. Pero no me gusta permanecer en el triunfo o la derrota.

PLAYBOY: Eso puede sonar muy magnánimo, pero de hecho, eres conocido por ejecutar venganza sobre la gente que crees que ha tratado de atacarte.

TRUMP: Creo que soy justo, no duro, en los negocios. Pero si alguien trata de hacerme algo injusto, peleo más fuerte que cualquiera. Cuando alguien trata de dañarte a ti o a tu familia, tienes todo el derecho de contraatacar.

PLAYBOY: Tu hermano mayor, Fred murió de una falla en el corazón provocada por su alcoholismo. ¿Qué aprendiste de su experiencia?

TRUMP: [Reflexiona] Nadie me había preguntado eso. Pero su muerte afectó todo lo que vino después. Pienso constantemente que nunca le di las gracias por eso. Él fue el primer niño Trump e inconscientemente yo veía todos sus movimientos.

PLAYBOY: ¿Y la lección?

TRUMP: Vi a gente aprovecharse realmente de Fred y la lección que aprendí fue siempre mantener mi guardia alta al cien por ciento, mientras que él no lo hizo. Él no sentía que hubiera una razón para hacerlo, lo que es un error fatal en la vida. La gente es demasiado confiada. Yo soy un tipo desconfiado. Estudio a la gente todo el tiempo, automáticamente, es mi modo de vivir. Soy muy escéptico con la gente. Disfruto poner a prueba la amistad. Todo para mí es un juego psicológico, una serie de retos.

PLAYBOY: ¿Cuán grande es el rol que el ego juega en tu manera de hacer negocios y el gozo de la publicidad?
TRUMP: Toda persona exitosa necesita un gran ego. No hay nada malo con el ego. La gente lo necesita, las naciones necesitan ego. Creo que nuestro país necesita más ego, porque la están timando nuestros supuestos aliados: Japón, Alemania, Arabia Saudita, Corea del Sur… Le han quitado el ego a este país, porque controlan la máquina de dinero más grande que existe y está puesta sobre nuestras espaldas. Sus productos son mejores porque tienen mucho subsidio. La gente alrededor del mundo se burla de nosotros, los estadounidenses, por defender naciones ricas para nada, naciones que serían barridas de la Tierra en quince minutes si no fuera por nosotros. Nuestros aliados ganan billones de dólares jodiéndonos.

PLAYBOY: Has publicado anuncios de página completa en grandes periódicos que no sólo tratan del comercio exterior estadounidense, sino que piden la pena de muerte. ¿Por qué?

TRUMP: Porque detesto ver que este país se vaya al infierno. El resto del mundo se burla de nosotros. Para traer la ley y el orden de regreso a nuestras ciudades, necesitamos la pena de muerte y devolver la autoridad a la policía. Recibí 15 mil cartas a favor por el anuncio de la pena de muerte. Recibí diez cartas en contra.

PLAYBOY: ¿Crees en el “ojo por ojo”?

TRUMP: Cuando un hombre o una mujer asesina a sangre fría, debe pagar. Eso pone un ejemplo. Nadie puede argumentar que la pena de muerte no es un freno. O la traen de regreso suavemente o nuestra sociedad se pudrirá.

PLAYBOY: ¿Cuáles son tus impresiones de la Unión Soviética?
TRUMP: Su sistema es un desastre. Ahí verás pronto una revolución; los signos están ahí. Rusia está fuera de control y el liderazgo lo sabe. Ése es mi problema con Gorbachov. No tiene una mano suficientemente firme.

PLAYBOY: ¿Quieres decir una mano firme como en China?
TRUMP: Cuando los estudiantes abarrotaron la Plaza Tiananmen, el gobierno chino casi lo echa a perder. Luego fueron crueles, horribles, pero lo sofocaron con fuerza. Eso te muestra el poder de la fuerza. Nuestro país es percibido ahora como débil, como si el resto del mundo le escupiera.

PLAYBOY: Además del negocio de bienes raíces, te encontraste con algunos oficiales soviéticos de alto nivel para negociar tratos potenciales con ellos, ¿qué te parecieron?

TRUMP: En general, esos tipos son mucho más duros e inteligentes que nuestros representantes. Tenemos gente en nuestro país igual de inteligente, pero desgraciadamente, no los eligen. Aún estamos sufriendo de una falta de respeto que se remonta a la administración de Carter. No quiero que mi presidente aterrice en suelo austríaco y se caiga de las escaleras de su avión. Algunos de nuestros presidentes han sido unos imbéciles increíbles. Tenemos que ser duros.

PLAYBOY: Una de tus palabras favoritas: duro. ¿Cómo la defines?

TRUMP: Duro es ser mentalmente capaz de ganar batallas contra un oponente y hacer- lo con una sonrisa. Duro es ganar sistemáticamente.

PLAYBOY: A veces suenas como un candidato presidencial excitando a los votantes.

TRUMP: No quiero la presidencia. Voy a ayudar a mucha gente con mi fundación…

PLAYBOY: Pero si fuera el caso, ¿con qué parti- do político te sentirías más cómodo?
TRUMP: Bueno, si alguna vez buscara la presidencia, funcionaría mejor como demócrata que como republicano. No es porque sea más liberal, porque soy conservador. Pero el hombre trabajador me elegiría. Le gusto. Cuando camino en la calle, los taxistas me gritan.

PLAYBOY: Otro juego: ¿Cuál es la primera cosa que el Presidente Trump haría al entrar a la Oficina Oval?
TRUMP: Muchas cosas. Mostraría una actitud dura. Pondría un impuesto en cada Mercedes-Benz que ruede en este país y en todos los productos japoneses, y tendríamos aliados maravillosos otra vez.

PLAYBOY: ¿Rescatarías rehenes en Líbano?

TRUMP: Número uno: En casi todos los casos, nuestro Gobierno le dijo a los rehenes que no estuvieran ahí. Si un hombre decide ser profesor en la Universidad de Beirut cuando le dijeron que no estuviera ahí, y lo capturan…

PLAYBOY: ¿Lo merece?

TRUMP: Te sientes muy mal por él, pero no pue- des basar tu política exterior en su captura. Una vez dicho esto, cuando mataron a nuestro coronel, yo habría tomado represalias militares inmediatas. Les pegaría en algo vital para ellos. Y pegaría fuerte. En cualquier otro caso, les haría saber a los captores de los rehenes que tienen una semana para regresar a ese rehén. Créeme, la debilidad siempre causa problemas.

PLAYBOY: ¿Cuál sería la posición sobre el crimen del presidente Trump?

TRUMP: Veo los valores de este país en el modo como el crimen es tolerado, cuando la gente teme decir: “Quiero la pena de muerte”. Bueno, yo la quiero. ¿Adónde se ha ido este país cuando no puedes poner en una tumba al hijo de puta que robó, golpeó, asesinó y lanzó de un edificio a una mujer de 90 años? ¿Adónde se ha ido este país?

PLAYBOY: ¿Cuáles serían algunas de las opiniones del presidente Trump sobre el futuro?

TRUMP: Pienso en el futuro, pero me rehúso a pintarlo. Cualquier cosa puede pasar. Pero pienso frecuentemente en la Guerra nuclear.

PLAYBOY: ¿La Guerra nuclear?

TRUMP: Siempre he pensado en el problema de la Guerra nuclear. Es la catástrofe máxima, el mayor problema que el mundo tiene, y nadie se enfoca de verdad en él. Es como una enfermedad. Nadie quiere hablar de ella. Creo que la más grande de todas las estupideces es que la gente cree que nunca pasará, porque todos saben cuán destructiva sería, así que nadie usa armas. Qué mierda.

PLAYBOY: ¿Algo de este pensamiento borroso existe en la presidencia de Trump?
TRUMP: Muchos países tienen armas nucleares y nadie sabe a dónde apuntan, qué botón apretar para lanzarlas. La bomba que Harry Truman lanzó en Hiroshima era un juguete comparada con las de hoy. Tenemos miles de armas que apuntan a nosotros y nadie sabe siquiera si irán en la dirección correcta. Nunca han sido probadas. Esos inútiles a cargo no saben cómo pintar una pared y confiamos en ellos para disparar misiles nucleares a Moscú. ¿Qué pasa si no van para allá? ¿Si las computadoras fallan? Es un desastre total.

PLAYBOY: ¿Y cómo lo enfrentaría el presidente Trump?
TRUMP: Creería mucho en la fuerza militar extrema. No confiaría en nadie. No confiaría en los rusos; no confiaría en nuestros aliados; tenemos un enorme arsenal militar; perfeccionémoslo, entendámoslo. Parte del problema es que estamos defendiendo a algunos de los países más ricos del mundo por nada… Se burlan de nosotros alrededor del mundo, defendiendo a Japón.

PLAYBOY: Espera. Si crees que el público comparte estas opiniones, y que tú podrías hacer el trabajo, ¿por qué no considerar postularte para presidente?

TRUMP: Haría el trabajo tan bien o mejor que cualquiera. Mi esperanza es que George Bush pueda hacer un gran trabajo.

PLAYBOY: ¿No quieres ser presidente categóricamente?
TRUMP: No quiero ser presidente. Estoy 100% seguro. Sólo cambiaría de opinión si viera que este país sigue yéndose por el caño.