MÉXICO Y LA NBA: UN NUEVO CAPÍTULO CON SABOR A MVP

NBA Westbrook

 

Por Adrián Ojeda

 

Lo que comenzó como un excentricidad, hoy se ha convertido en una tradición. Con el precedente positivo de las giras por Europa de varios equipos estadounidenses, en 1992 la NBA decidió traer por primera vez un partido amistoso a México. En el último lustro, la apuesta ha sido cada vez más fuerte y ahora son dos juegos de temporada regular los que la afición mexicana puede presenciar en la Arena Ciudad de México, con equipos que además suelen ser protagonistas en los playoffs, como Miami, Oklahoma City y Brooklyn.

 

 

NBA Global Games

 

30 años y más de 160 partidos han transcurrido desde que la NBA se aventuró a comenzar un viaje por el mundo, con el objetivo claro de expandir la marca y el juego fuera de sus fronteras. Israel fue la primera sede de un partido entre un equipo estadounidense y uno extranjero, pero desde entonces las cosas han cambiado mucho. Antes eran juegos de exhibición y ahora son partidos oficiales, lo que le da mucho más seriedad al espectáculo.

 

Los Global Games han visitado 18 países y 45 ciudades diferentes, pero solamente tres naciones han sido anfitrionas de juegos de temporada regular fuera de Estados Unidos, lo que permite darnos una idea del privilegio que ha tenido la afición de México, junto a la de Japón e Inglaterra, de poder presenciar partidos de tal relevancia.

 

La presencia de la NBA en nuestro país se puede sintetizar en dos etapas. La primera de ellas fue un tanto experimental, con varios partidos de pretemporada que resultaron muy exitosos desde el punto de vista deportivo y económico, aunque no dejaban de ser partidos amistosos. Si bien fue en 1997 cuando por primera vez tuvimos un partido de temporada regular, no fue sino hasta 2013 cuando la NBA decidió darle continuidad a los Global Games en territorio azteca.

 

El MVP, en una galaxia aparte

 

Si bien las tres plantillas tienen jugadores brillantes en su roster, hay una estrella que habita en otra galaxia. Y ver en vivo a un jugador de ese calibre, no es algo que los mexicanos podamos considerar como habitual. Russell Westbrook es uno de los mejores jugadores de toda la NBA, y sus números se pueden equiparar sin ningún problema, a los de Stephen Curry y Lebron James. El guardia del Thunder es un Top 5 de esta liga. Así es que, creánmelo, él solo vale el boleto.

 

 

Entre los logros de Westbrook, en sus 9 años en la NBA, destacan 6 nominaciones al Juego de Estrellas, 2 al primer equipo (o quinteto ideal de la liga), 2 premios al Más Valioso del Juego de Estrellas, 2 trofeos como líder encestador de la liga, y el más importante, el MVP del 2017. Además, tiene el récord de más triples dobles en una temporada (2016) y de hecho, es uno de dos jugadores (Oscar Robertson, en 1966) en la historia de la liga, que promedia más de 30 puntos, más de 10 rebotes y más de 10 asistencias en toda una temporada. Sin tanto poder mediático, Westbrook es uno de los jugadores más completos, no de ahora, sino de todos los tiempos, y quizá el que mejor abarca todas las facetas del juego.

 

Los Nets de Brooklyn, que se presentan el jueves, están peleando por un puesto en los playoffs, aunque todavía falta mucho camino por recorrer en la temporada 2017. El quinteto neoyorquino se encuentra tres juegos por debajo del octavo clasificado, Washington, en la lucha por un boleto a las rondas finales. Otrora equipo del seleccionado mexicano Jorge Gutiérrez (ahora en Italia), los Nets cuentan ahora con un roster joven en el que se proyecta D’Angelo Russell como su estrella del futuro.

 

El Miami Heat, equipo que ha ganado tres títulos de la NBA en la última década, está pasando por un periodo de renovación después de que Lebron James se marchó a Cleveland para llevar a los Cavs a tres finales consecutivas, de la misma forma en que condujo al Heat a cuatro en fila, entre 2011 y 2014. Poco queda de aquella dinastía, pero Miami todavía se mantiene como un equipo contendiente a la postemporada guiado por el talento del esloveno Goran Dragic.

 

La cita es doble. El jueves por la noche entra en acción el MVP, junto a Paul George y su Trueno de Oklahoma, ante Brooklyn, el equipo que fungirá administrativamente como local. Los mismos Nets recibirán el sábado en punto de las 5 de la tarde, al Calor de Miami, en un escenario digno de los mejores de la NBA: la Arena Ciudad de México.